La Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI)

31 Octubre 2017

“Sus aspectos institucionales y el desafío de implementar una agenda de integración a la luz del nuevo escenario internacional”

 

Resumen

En el presente artículo se describen los aspectos institucionales de la Asociación, el régimen de toma de decisión en el marco de la ALADI, la agenda actual de la ALADI y sus principales temas, el “Acuerdo Económico Comercial Integral Latinoamericano” (AECIL) como una propuesta técnica de diversos organismos regionales frente al nuevo escenario del comercio internacional, para finalizar con algunas conclusiones y reflexiones.

Introducción

La Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), es el mayor grupo latinoamericano de integración. Sus trece países miembros -Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela- a los que próximamente se sumará Nicaragua, representan en conjunto aproximadamente 20 millones de kilómetros cuadrados y más de 500 millones de habitantes.

En el plano del comercio, las exportaciones globales del conjunto de los países miembros de la ALADI ascienden a 850 mil millones de dólares, al tiempo que las importaciones alcanzaron en 2016 los 820 mil millones de dólares. Cada uno de estos flujos representa un 5,5% del comercio mundial.

Por su parte, el comercio entre los países miembros de la ALADI, o comercio intrarregional, fue muy dinámico desde el nacimiento de la Asociación hasta la actualidad. En dicho período se multiplicó por 10, pasando de 11,1 mil millones de dólares en 1980 a 117 mil millones de dólares en 2016.

Si bien fue muy dinámico, el comercio intrarregional representa solamente el 14% del intercambio global de la ALADI. Esto muestra que nuestro grado de integración aún es relativamente bajo, sobre todo en comparación con el correspondiente a otros bloques comerciales del mundo tales como la Unión Europea 60% o el NAFTA 50%.

Finalmente, es importante resaltar que la sede de la Secretaría General de la ALADI se encuentra en Montevideo, República Oriental del Uruguay.

II.- Aspectos Institucionales

El Tratado de Montevideo 1980 (TM80) y los objetivos:

El Tratado de Montevideo 1980 (TM80), es el marco jurídico constitutivo y regulador de la ALADI, suscrito el 12 de agosto de 1980 en Montevideo, Uruguay, con los objetivos de promover el desarrollo económico-social, armónico y equilibrado de la región y de conformar, a largo plazo y en forma gradual y progresiva, un Mercado Común Latinoamericano.

El TM80 supone un cambio fundamental en la estrategia de integración propugnada por los países miembros a través de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC) creada por el Tratado de Montevideo 1960. La suscripción del TM80 respondió a la necesidad de renovar el impulso integrador, mediante la superación de dificultades advertidas en el marco de la ALALC, al no poder alcanzar el objetivo de conformar una zona de libre comercio en el período establecido.

Por este motivo, la ALADI promueve como objetivo la creación de un mercado común latinoamericano sin metas ni cronogramas predeterminados, en un marco flexible, y generando la posibilidad de crear relacionamientos bilaterales y subregionales que permitan desarrollar un proceso de integración a distintos ritmos con una perspectiva convergente, bajo una modalidad de excepción al principio de la Nación Más Favorecida.

En su vinculación con el sistema multilateral de comercio y el GATT/OMC, es importante resaltar que el TM80 fue notificado al GATT como un Acuerdo Comercial Regional, bajo la denominada “Cláusula de Habilitación” el 1o de julio de 1982.1 Así, se constituye en una excepción al principio de Nación Más Favorecida (NMF) y en consecuencia las preferencias arancelarias y compromisos en materia de reducción o eliminación de medidas no arancelarias que los países miembros establezcan en los acuerdos suscritos al amparo del TM80, no se extienden al resto de países de la OMC.

Desde 1982 y hasta la fecha los países miembros de la ALADI, sin perjuicio de notificaciones individuales, han notificado de manera constante y uniforme al GATT/OMC la totalidad de los acuerdos suscritos al amparo del TM80, bajo una modalidad bienal y a partir del año 2012 anualmente con la finalidad de ajustarse a los establecido en el Mecanismo de Transparencia de 2006.

Es importante remarcar que muchos de los acuerdos históricos, así como de los acuerdos vigentes de los países miembros requirieron y requieren aún del mecanismo de notificación bajo la Cláusula de Habilitación como única manera de apartarse del principio NMF multilateral.

Principios Generales de la Asociación:

Tanto en la aplicación del TM80 como en la evolución hacia la consecución de sus objetivos, se tienen en cuenta los siguientes principios:

  • “Pluralismo” en materia política y económica,
  • “Flexibilidad” en la posibilidad de permitir la concertación de acuerdos de alcance parcial
  • “Multiplicidad” en las formas de concertación de instrumentos comerciales
  • “Convergencia” progresiva de acciones parciales hacia la formación de un mercado común latinoamericano
  • “Tratamientos diferenciales” en base al nivel de desarrollo de los países miembros.

Al respecto, existen en la ALADI tres categorías de países que se distinguen en función de sus características económico- estructurales, a saber: Países de menor desarrollo económico relativo (PMDER); países de desarrollo intermedio; y otros países miembros. Actualmente, Bolivia, Ecuador y Paraguay se encuentran bajo la categoría de PMDER.

Mecanismos para alcanzar los objetivos:

Para el cumplimiento de las funciones básicas de la Asociación, los países miembros establecen un área de preferencias económicas compuesta por tres mecanismos (Art 4 del TM80):

  • Una preferencia arancelaria regional (PAR), que se aplica a productos originarios de los países miembros frente a los aranceles vigentes para terceros países.
  • Acuerdos de Alcance Regional (AAR), en los que participan todos los países miembros.
  • Acuerdos de Alcance Parcial (AAP), en los que participan dos o más países miembros pero no la totalidad.

Tanto los acuerdos regionales como los de alcance parcial (Artículos 6 a 9) pueden abarcar materias diversas como desgravación arancelaria y promoción del comercio; complementación económica; comercio agropecuario; cooperación financiera, tributaria, aduanera, sanitaria; preservación del medio ambiente; cooperación científica y tecnológica; promoción del turismo; normas técnicas; y muchos otros campos previstos a título expreso o no en el TM80 (Artículos 10 a 14), de allí que pueda sostenerse que el TM80 es un “tratado-marco” al amparo del cual los países miembros pueden suscribir acuerdos de la más diversa naturaleza.

Requisitos para ser miembro de la ALADI:

En relación a la adhesión y la posibilidad de formar parte de la ALADI, el Artículo 58 del TM80 establece que dicho Tratado está abierto a la adhesión de aquellos países de América Latina que así lo soliciten.

Sin embargo, es necesario reunir unos requisitos específicos para solicitar la membresía de la Asociación:

  • Ser un país latinoamericano
  • Adherir sin reservas al TM80
  • Adherir a los Acuerdos Regionales existentes
  • Aceptar que le sean aplicables todas las disposiciones que hayan aprobado los órganos de la Asociación hasta el momento de la adhesión.

Organización institucional:

La ALADI cuenta con una Secretaría General, que es considerada el órgano técnico de la Asociación (Art 29). Según su “Estructura orgánica y funcional”2 cuenta con un Secretario General, dos Subsecretarios (Subsecretario de desarrollo del Espacio de Libre Comercio y Subsecretario de cooperación, asistencia técnica y apoyo a los PMDER), funcionarios internacionales y una planta de funcionarios técnicos y administrativos (Art 38).

En relación a la división del trabajo, la Secretaría General cuenta con siete Departamentos divididos según los distintos temas de la agenda de la Asociación.

Asimismo, la Asociación cuenta con tres Órganos políticos:

  • El “Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores” (Art 30 a 32), órgano supremo de la Asociación a cargo de la conducción política del proceso.
  • La “Conferencia de Evaluación y Convergencia” (Art 33 y 34), encargada de examinar el funcionamiento del proceso de integración en todos sus aspectos, incluyendo la convergencia de los AAP y recomienda al Consejo la adopción de medidas correctivas de alcance multilateral.
  • El “Comité de Representantes” (Art 35 a 37), órgano permanente que tiene a su cargo la evaluación y orientación política del proceso.

III.- Regimen de toma de decisiones en el marco de la ALADI

En el presente punto analizaremos el quórum exigido para sesionar y explicaremos brevemente el régimen de toma de decisiones de la Asociación.

Quórum para sesionar en el marco de la ALADI

En relación al “Comité de Representantes”, el Tratado de Montevideo 1980 (TM80) en su Artículo 37 establece que sesionará y adoptará las resoluciones con la presencia de Representantes de dos tercios (2/3) de los países miembros.

Asimismo, el Reglamento de dicho órgano político (ALADI/CR/Resolución 1 de 18/03/1981 – Texto Consolidado), estipula en su Artículo 18 que el “Comité” sesionará con la presencia de por lo menos dos tercios (2/3) de los Representantes.

Por otra parte, el Artículo 42 del TM80, faculta la creación de órganos auxiliares de consulta, asesoramiento, apoyo técnico y de carácter consultivo. Entre los principales se pueden mencionar: Los Grupos de Trabajo del Comité de Representantes; la Comisión de Presupuesto y Asuntos Institucionales; y los Consejos Asesores de diversos temas (Nomenclatura, Empresarial, Laboral, entre otros).

En cuanto al quórum para sesionar de dichos órganos auxiliares, a título de ejemplo, podemos mencionar la Resolución 368 del Comité de Representantes que aprueba el “Reglamento para la Creación y Funcionamiento de los Grupos de Trabajo del Comité de Representantes” y establece en su Artículo QUINTO que los Grupos de Trabajo sesionarán con la presencia de por lo menos dos tercios (2/3) de las Representaciones Permanentes que los integran. Lo mismo ocurre con la Comisión de Presupuesto y Asuntos Institucionales, según la Resolución 367 de dicho órgano político, que fija en su Artículo SEXTO el mismo criterio para las sesiones de la Comisión.

En relación al “Consejo de Ministros”, el Artículo 32 del TM80 y el Artículo 7 de su Reglamento (ALADI/CM/Resolución 1 (I) de 16/11/1983) establecen que el Consejo sesionará y tomará decisiones con la presencia de la totalidad de los países miembros sin haber establecido dicha normativa una mayoría calificada para sesionar y para la toma de decisiones por parte del órgano máximo de la Asociación como sucede en el caso del Comité.

Por su parte, la “Conferencia de Evaluación y Convergencia” según lo establecido en el Artículo 34 del TM80, sesionará y tomará decisiones con la presencia de todos los países miembros. Como se puede apreciar, a diferencia del “Comité de Representantes” y de los Órganos Auxiliares de dicho órgano (Grupos de Trabajo y Comisión de Presupuesto), el “Consejo de Ministros” y la “Conferencia” sesionan y toman sus decisiones con la presencia de la totalidad de los países miembros, no permitiéndose, por tanto, que los mismos funcionen con un quórum menor.

Teniendo en cuenta la normativa vigente y habiéndose producido en el año 2012 la incorporación plena de Panamá a la ALADI, el quórum para sesionar del “Comité de Representantes”, los Grupos de Trabajo y la “Comisión de Presupuesto y Asuntos Institucionales”, es de nueve (9) países.

En síntesis, y en relación al quórum para sesionar, el “Comité” y sus órganos auxiliares (por ejemplo: Grupos de Trabajo y Comisión de Presupuesto) precisan de nueve (9) países miembros para sesionar, a diferencia de que lo que sucede con el “Consejo de Ministros” y la “Conferencia de Evaluación y Convergencia” que deben sesionar con la presencia de la totalidad los países miembros.

Régimen general de toma de decisiones en la Asociación:

El Tratado de Montevideo 1980 (TM80), plasma en su Artículo 43 el régimen de toma de decisión de los órganos políticos que integran la estructura orgánica de la ALADI.

Dicha norma, establece que los órganos políticos con capacidad decisoria de la ALADI, a saber, el “Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores”; la “Conferencia de Evaluación y Convergencia” y el “Comité de Representantes”, adoptarán sus decisiones con el voto afirmativo de dos tercios (2/3) de los países miembros.

No obstante lo anterior, el segundo párrafo del citado Artículo 43 establece, de manera taxativa, una serie de materias exceptuadas de la regla general antes referida, por lo que para adoptar decisiones en relación a las mismas, el TM80 señala que deberá contarse con los dos tercios (2/3) de votos afirmativos y sin que haya voto negativo. Es decir, la toma de decisión en relación a dichas materias puede ser vetada por alguno de los países miembros de la ALADI.

Por su parte, el tercer párrafo del Artículo 43 hace referencia a la “abstención”, manifestando que la misma no significará voto negativo y que la ausencia en el momento de la votación se interpretará como “abstención”.

Finalmente, el cuarto párrafo del Artículo 43 expresa que el “Consejo de Ministros” es el órgano legitimado para poder eliminar temas de lista de excepciones que figuran en el Art. 43, debiendo para ello contar con la aprobación de dos tercios (2/3) de votos afirmativos y sin que haya voto negativo.

Por su parte, y en cuanto a la normativa particular de los órganos en el ámbito de la ALADI, a continuación se detalla lo establecido en cada uno de sus Reglamentos:

  • El Reglamento del Comité de Representantes (ALADI/CR/Resolución 1 de 18/03/1981 – Texto Consolidado) dispone en su Artículo 19 que dicho órgano “adoptará sus decisiones de acuerdo al artículo 43 del Tratado”, expresando, asimismo que las Representaciones emitirán su voto por la afirmativa, por la negativa o absteniéndose de votar, expresando en forma clara su manifestación. La abstención no significará voto negativo. La ausencia en el momento de la votación se interpretará como abstención.
  • El Reglamento del Consejo (ALADI/CM/ Resolución 1 (I)) dispone, en su Artículo 7 que el Consejo sesionará y tomará decisiones con la presencia de la totalidad de los países miembros. Por su parte, el Artículo 8 expresa que dicho órgano tomará decisiones con el voto afirmativo de dos tercios de los países miembros, exceptuándose de esta norma las decisiones de que trata el segundo párrafo del artículo 43 del TM80, las cuales se aprobarán con los dos tercios de votos afirmativos y sin que haya voto negativo.
  • El Reglamento de la Conferencia de Evaluación y Convergencia (ALADI/C.EC/I/Resolución 18), establece en su Artículo 15 que dicho órgano sesionará y adoptará sus decisiones con la presencia de todos los países miembros, disponiendo que las Delegaciones emitirán su voto por la afirmativa, por la negativa o absteniéndose de votar, expresando en forma clara su manifestación. La abstención no se considerará voto negativo. Dicho Artículo 15 continúa expresando que la Conferencia adoptará sus decisiones con el voto afirmativo de dos tercios de los países miembros, sin perjuicio de lo dispuesto por el Artículo 203 en relación a las cuestiones de orden. Asimismo, se hace referencia a lo establecido por el Artículo 43 en cuanto al régimen aplicable a las excepciones.

De lo expuesto y con excepción del “Comité de Representantes”, el “Consejo de Ministros” y la “Conferencia”, sesionan y toman sus decisiones con la presencia de la totalidad de los países miembros (Artículos 32 y 34 del TM80; y Artículos 7 y 15 de sus Reglamentos, respectivamente), no permitiéndose que sesionen con un quórum menor.

Lo expuesto, torna inaplicable -para el caso del “Consejo” y la “Conferencia”- la disposición contenida en el tercer párrafo del Artículo 43 del TM80 que establece: “La ausencia en el momento de la votación se interpretará como abstención”.

En cuanto a la toma de decisión de los Órganos Auxiliares del “Comité de Representantes”, a continuación se citan, a título de ejemplo, los Reglamentos correspondientes a los Grupos de Trabajo y la Comisión de Presupuesto y Asuntos Institucionales:

  • Las citadas Resoluciones 367 y 368 (Textos Consolidados) establecen que tanto la Comisión como los Grupos de Trabajo, respectivamente, procurarán adoptar sus conclusiones y recomendaciones por consenso.

Finalmente, sin perjuicio de las disposiciones descritas ut supra en materia de toma de decisión, corresponde señalar que durante los últimos años los países miembros han adoptado como costumbre y práctica la adopción de decisiones por “consenso”.

A modo de síntesis:

  • De conformidad con la normativa aplicable en el ámbito de la ALADI (TM80 y sus respectivos Reglamentos), el quórum para sesionar del “Comité de Representantes” y sus Órganos Auxiliares (Grupos de Trabajo y Comisión de Presupuesto y Asuntos Institucionales) se constituye con la presencia de dos tercios (2/3) de los países miembros. Mientras el “Consejo de Ministros” y la “Conferencia de Evaluación y Convergencia” sesionan y toman sus decisiones con la presencia de la totalidad de los países miembros.
  • El Régimen de toma de decisión de los órganos políticos con capacidad decisoria de la ALADI, plasmado en el Artículo 43 del TM80, dispone que el “Consejo de Ministros”, la “Conferencia de Evaluación y Convergencia” y el “Comité de Representantes”, adoptan sus decisiones con el voto afirmativo de dos tercios (2/3) de los países miembros. Es importante señalar, que no es aplicable la regla general a las “materias enumeradas taxativamente” en el segundo párrafo del citado artículo, dado que requieren para su adopción los dos tercios (2/3) de votos afirmativos y sin existir voto negativo.

IV.- La agenda actual de la aladi y sus principales temas

A continuación se describen los principales temas que componen la agenda de la ALADI y la importancia de los mismos para la integración regional.

Para facilitar su análisis se dividen en cinco pilares: 1) Actividades para la Promoción Comercial, 2) Actividades para la Facilitación de Comercio, 3) Actividades para la Profundización de la Integración Regional, 4) Cooperación y apoyo a los PMDER, y 5) Integración Social y Productiva.

1. Actividades para la Promoción Comercial:

La Agenda actual de la ALADI contempla diversas actividades destinadas a difundir y poner a disposición la información que pueda ser de utilidad, principalmente para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMEs), mediante el desarrollo y actualización de herramientas de inteligencia comercial con la finalidad de facilitar la identificación de oportunidades comerciales, de las áreas en las cuales se puede ampliar o diversificar el comercio regional, promoviendo encadenamientos productivos, así como la mayor participación de las MIPYMES en el comercio regional.

Entre las principales destacamos a la EXPO ALADI y al Observatorio América Latina-Asia Pacífico.

La EXPO ALADI, es una macrorrueda de negocios entre empresas de los trece países miembros de la ALADI más empresarios invitados de América Central y El Caribe, orientada a potenciar y diversificar el comercio intrarregional, con base en lo dispuesto por la Resolución 79 (XVII) del Consejo de Ministros de la ALADI y la Resolución 416 del Comité de Representantes.

Su propósito es potenciar las oportunidades de las empresas regionales para crecer y aumentar su participación en el mercado regional y fomentar la integración productiva regional, complementando los esfuerzos nacionales realizados por los países miembros para diversificar la oferta exportable, aumentar la competitividad, impulsar los encadenamientos productivos y la logística.

Asimismo, es un medio que permite facilitar el conocimiento y la generación de contactos entre los empresarios de la región, especialmente, las MIPYMES.

En 2014, se celebró en Uruguay la primera macrorrueda, la misma fue de carácter multisectorial, participaron 486 empresas, con una intención de negocios que ascendió a 142 millones de dólares, realizándose un total de 3.078 citas de negocios. En el año 2015 se cumplió la segunda en Argentina, sectorial de la cadena agroalimentaria, con la participación de 552 empresas (680 empresarios) de 21 países (13 países miembros de la ALADI más 8 países centroamericanos y caribeños), efectuándose un total de 3.641 citas de negocios y su intención de negocio ascendió a 172 millones de dólares.

Durante el año 2016, se llevó a cabo la tercera edición de esta macrorrueda en México, de carácter multisectorial, en la cual participaron 604 empresas, de 22 países (13 países miembros de la ALADI más 9 países centroamericanos y caribeños), en la cual se efectuaron 4.029 citas de negocios y su intención de negocios ascendió a 204 millones de dólares.

En el 2017 se celebrará la cuarta edición, de carácter multisectorial, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) del 18 al 20 de octubre y para la cual ya se encuentran abiertas las inscripciones.

El Observatorio América Latina-Asia Pacífico, fue pensado con la finalidad de generar un espacio de debate sobre la visión regional de mercados de importancia a nivel mundial y desarrollar una herramienta que permita el continuo dialogo relacionado con el Asia Pacífico.

El Observatorio es una iniciativa conjunta de ALADI, CAF y CEPAL, compuesto por un espacio virtual y un equipo permanente con base en Uruguay donde se brinda información relevante sobre la relación económica comercial entre ambas regiones, así como por un ámbito en el cual se desarrollan actividades (foros, seminarios, entre otras.)

En los próximos años el Observatorio profundizará su pilar académico, gubernamental y sobre todo comercial, con acciones como convenios, desarrollo de estudios, herramientas de inteligencia comercial, ferias intrarregionales y ruedas de negocio. Se espera asimismo ampliar el Observatorio a un abanico mayor de socios con miras a fortalecer a la institución y convertirla en un foro de pensamiento sobre política comercial y económica para Latinoamérica.

2. Actividades para la Facilitación de Comercio:

La Facilitación del Comercio es entendida como la racionalización, simplificación, reducción o eliminación de todas las medidas o barreras que obstaculicen de manera injustificada el comercio internacional.

En este contexto y reconociendo que los grandes beneficios para la integración económica vendrían con una integración de los mercados en un sentido amplio, el máximo órgano político de la Asociación, el Consejo de Ministros de la ALADI, mediante sus Resoluciones 59 (XIII); 60 (XIII); y 79 (XVII), dispuso, entre otros, dar prioridad a la facilitación del comercio.

La ALADI desarrolla una agenda orientada hacia dicho concepto, promoviendo, entre otros: 1) la certificación de origen digital (COD), 2) los Acuerdos de Transporte, 3) implementación y reconocimiento de la firma digital, 4) la armonización de los procedimientos aduaneros, 5) estadísticas del comercio exterior de bienes y 6) Estadísticas del comercio internacional de servicios.

Al respecto, la Asociación está trabajando en la definición de políticas y estrategias en esta materia, identificando acciones e iniciativas que hagan parte de una agenda regional de facilitación del comercio.

La creciente apertura de los mercados internacionales, con la consiguiente disminución del uso de aranceles como instrumentos de protección y de asignación de recursos, ha puesto de manifiesto la existencia de regulaciones e instrumentos de corte no arancelario que afectan igualmente los compromisos y el acceso a los mercados, generando un desplazamiento del eje de atención de las agendas internacionales de las cuestiones arancelarias a la negociación de reglas claras para que el comercio fluya sin mayores obstáculos en la frontera.

Los Acuerdos de Alcance Parcial suscritos al amparo del Tratado de Montevideo 1980 (TM80) no han dejado de reflejar este fenómeno y así encontramos que los más recientes de ellos ya contemplan capítulos en temas tales como la mejora de los procedimientos aduaneros y la facilitación del comercio.

No obstante, la ALADI se ha planteado el desafío de identificar acciones que puedan trascender las dinámicas bilaterales y subregionales y redundar en una facilitación de las operaciones de comercio exterior.

Entre las principales destacamos la certificación de origen digital (COD), las estadísticas del comercio exterior de bienes y las estadísticas del comercio internacional de servicios.

En materia de Certificación de Origen Digital (COD), los países de la ALADI emprendieron, en el año 2004, una tarea hasta entonces sin precedentes: Dotar al comercio intra-ALADI de un Sistema de Certificación de Origen Digital (SCOD). Dicho sistema supone que los certificados de origen se emitan en formato digital en lugar del formato papel, que las dos instancias de firma, la del exportador y la del funcionario de la entidad habilitada, se realicen de manera digital en lugar de autógrafa, y que se transmitan de manera digital.

Este tipo de certificación permite ahorrar tiempos en la emisión y envío de los certificados de origen, así como dotarlos de una mayor seguridad en cuanto a la autenticidad y no repudio, contribuyendo a agilizar los trámites de comercio exterior.

Mediante Resolución 386 de 4 de noviembre de 2011, “Certificación de Origen Digital en el ámbito de la ALADI”, el Comité de Representantes aprobó los procedimientos generales y especificaciones técnicas y estableció que la Certificación de Origen Digital en el ámbito de la ALADI tendrá la misma validez jurídica que la certificación de origen prevista en los regímenes de origen de los acuerdos celebrados al amparo TM80, basada en el formato papel y la firma autógrafa, siempre y cuando dicho compromiso sea formalizado en el ámbito de los referidos instrumentos jurídicos.

Los países de la ALADI se encuentran actualmente cumpliendo -con distinto grado de avance- las etapas de implementación de esta nueva forma de certificación de origen, contando ya con tres países, Argentina, Brasil y de manera más reciente Uruguay, que operan ya en fase de producción plena, validando las firmas digitales contra el reservorio seguro que maneja la Secretaría General, esperándose que otros países se sumen en muy breve plazo.

En estadísticas del comercio exterior de bienes, la Secretaría General cumple su función en procesar y suministrar, en forma sistemática y actualizada, a los países miembros información sobre distintos aspectos del comercio internacional que facilita la preparación y realización de negociaciones de los países miembros.

Para dar cumplimiento, en lo que corresponde a información sobre estadísticas de comercio exterior, se valoró como necesario que los países remitan la información de acuerdo a un modelo uniforme. En 1987 se establecieron las normas y procedimientos en el Manual de Instrucciones, en el cual se basan las Oficinas Gubernamentales del Suministro de Información para presentar a la Secretaría General las estadísticas de comercio exterior.

Si bien la responsabilidad del mantenimiento y actualización de este manual corresponde a la Secretaría General, los elementos contenidos en el mismo son objeto de análisis y aprobación por parte de los representantes de los países miembros que participan en el foro técnico RECOMEX, que hasta la fecha celebró 17 reuniones.

Adicionalmente, se está trabajando en la ampliación de la cobertura geográfica del banco de datos de la Asociación, incorporando información de los países de Centroamérica y del Caribe, en estrecha colaboración con la SIECA, con la finalidad de que el sistema cubra todos los países de la región, tal como fuera encomendado por el Comité de Representantes en 2012.

En materia de Estadísticas Comercio Internacional de Servicios, en la III Reunión de Funcionarios Gubernamentales especializados en estadísticas de servicios (30-31 de julio de 2014) se acordó un “Plan de trabajo en materia de Estadísticas del Comercio de Servicios en la ALADI”, cuyo primer punto establecía:

“Crear y desarrollar una base de datos sobre estadísticas del comercio de servicios, con el mayor grado de detalle que cada país miembro disponga, con la metadata que cada país utilice. Los datos serán enviados a la Secretaría General de la ALADI con una periodicidad anual. A los efectos de comenzar con una prueba piloto, aquellos países que cuenten con la información la enviarán antes del mes de noviembre de 2014”.

En la IV reunión de funcionarios gubernamentales especializados en estadísticas del comercio de servicios, instancia que ya ha sido institucionalizada en la ALADI, realizada en 2015, se presentaron los avances en la construcción de la base de datos, la cual contiene datos desde 1995, clasificados según la Clasificación Ampliada de Balanza de Pagos de Servicios (CABPS) según la quinta versión del Manual de Balanza de Pagos (MBP5) y durante la V reunión de expertos de 2016 se presentó la versión Beta de la Base de Datos, luego de lo cual la misma fue puesta a disposición de los actores y agentes económicos, tanto públicos como privados, de América Latina.

3. Actividades para la profundización de la dimensión regional de la integración:

En vista de la actualización de las diversas disciplinas de política comercial contenidas en los acuerdos comerciales regionales y los avances registrados en las negociaciones plurilaterales en el ámbito internacional, se ha otorgado particular relevancia a la profundización y actualización de los diversos acuerdos regionales vigentes.

Actualmente se trabaja en el desarrollo de un proceso convergente que por una parte, profundice las relaciones existentes entre los países miembros y, a su vez, propicie la ampliación de la membresía de la Asociación, a efectos de avanzar hacia una integración regional que contribuya a acelerar el proceso de desarrollo económico y social de los países de la región latinoamericana.

Es importante recordar que la mayoría de los Acuerdos de alcance regional suscritos al amparo del TM80 están abiertos a la adhesión de países latinoamericanos y del Caribe no miembros de la ALADI, mediante la negociación con los países miembros de la Asociación.

Entre las principales actividades explicamos brevemente el Acuerdo Regional No 8, las Medidas Medioambientales y la Base de Medidas No Arancelarias (MNA).

En relación con el Acuerdo Regional No 8 “Acuerdo Marco para la Promoción del Comercio mediante la Superación de los Obstáculos Técnicos al Comercio”, es importante advertir que en el contexto internacional actual, los efectos negativos sobre los flujos de comercio provocados por la imposición de medidas no arancelarias tienden a incrementarse.

Dicha situación, explica en mayor medida la preocupación creciente de los organismos multilaterales y regionales por establecer una regulación para la aplicación de este tipo de medidas, a través de la transparencia y diferentes mecanismos de cooperación.

A nivel regional, los países miembros de la ALADI, suscribieron el Acuerdo de Alcance Parcial No 11 “Acuerdo Marco para la promoción del comercio mediante la superación de Obstáculos Técnicos al Comercio”. Con la adhesión de Cuba y Uruguay mediante los Protocolos suscritos el 3 de marzo de 1999 y el 9 de agosto de 2001, respectivamente, este Acuerdo se transformó en un Acuerdo de Alcance Regional (AR.OTC No 8).

La importancia del AR No 8 para los países miembros se ha puesto de manifiesto en diversas instancias, entre las que cabe mencionar los proyectos de cooperación regional surgidos en el marco del Acuerdo y la celebración anual de las reuniones de su Comisión Administradora.

En dichas reuniones, los países consideraron las bases para la implementación y actualización del Acuerdo, destacando el compromiso en materia de notificación de procedimientos de evaluación de la conformidad, normas y reglamentos técnicos y la ruta crítica en materia de cooperación regulatoria.

En relación con las Medidas Medioambientales, la primera fase del proyecto fue desarrollada en forma conjunta con el PNUD en 2013, tomando como casos de estudio a Bolivia, Ecuador y Paraguay. En la segunda fase del proyecto, en 2015, se incluyó a Perú y Uruguay y la tercera fase programada para este año incluirá a Chile, México y Brasil.

El proyecto tiene por objetivo “Facilitar y fortalecer el acceso a los principales mercados de exportación extra-ALADI, con énfasis en las MIPYMES, a través de un mejor entendimiento y alineamiento a las regulaciones y certificaciones medioambientales internacionales vigentes, en particular aquellas provocadas por el cambio climático y la adopción de procesos productivos con menor impacto ambiental”.

Como resultado, de cada fase del proyecto se elabora un diagnóstico (publicación) de los requisitos ambientales que puedan afectar a los productos de exportación de los países miembros de la ALADI en sus principales mercados extrarregionales, en particular aquellas provocadas por el cambio climático y se actualiza el “Sistema de Información oportuna sobre medidas medioambientales relacionadas con el comercio en mercados extra-ALADI”.

Actualmente, el Sistema de Información de Medidas Medioambientales cuenta con fichas reglamentarias de EEUU, UE, Japón, China, India, Suiza y Japón para productos (seleccionados con prioritarios para Bolivia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay) en los sectores de alimentos frescos y procesados, cosméticos, textiles y confecciones, productos de cuero y calzados, madera y productos de madera.

Respecto a la Base de Medidas No Arancelarias (MNA), desde 1960 se recolectan las medidas no arancelarias de los países miembros. Varias décadas después, en 1997 ALADI y UNCTAD firman un Acuerdo de Cooperación mediante el cual se crea la Base de Datos MNA, siguiendo los lineamientos de sistematización de información utilizados por UNCTAD.

En 2013 se incorporan -a los 13 países miembros de la ALADI- los países de Centroamérica (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua).

En 2015 se comenzó a trabajar en el desarrollo de una nueva base de datos con el fin de: a) compatibilizar nuestra base con la de la UNCTAD, y b) mejorar la base ingresando nuevos campos que permitirán hacer estudios sobre la evolución de las distintas medidas a través del tiempo.

Actualmente, la base contiene un inventario de medidas no arancelarias aplicadas por 18 países de Latinoamérica (13 países miembros de la ALADI + 5 países de Centroamérica) a las importaciones y exportaciones. Esta base realimenta las bases de datos de la UNCTAD e ITC.

Ejemplos de medidas no arancelarias que ingresamos: Medidas sanitarias y fitosanitarias, reglamentos técnicos, licencias de importación y exportación, cupo y contingente arancelarios, dumping, salvaguardias, prohibiciones de importación y exportación, entre otras.

Las normas legales son extraídas de los Diarios/ Gacetas Oficiales, Ministerios y órganos estatales vinculados con la política comercial. Esta revisión es realizada diariamente.

4. Cooperación y apoyo a los PMDER:

Los países miembros de la ALADI han manifestado en forma permanente su interés y compromiso en atender las diferencias o desequilibrios existentes al interior del área de integración. Estos tratamientos se han traducido en un extenso acervo normativo, como también en acciones que se desprendieron del mismo. Los tratamientos diferenciales y su marco normativo referido específicamente a los PMDER, está incorporado en el Capítulo III del TM80 y en un amplio conjunto de resoluciones adoptadas por el Consejo de Ministros y el Comité de Representantes de la Asociación.

De acuerdo con el Capítulo III del TM80, el Sistema de Apoyo en favor de los PMDER lo integran: a) las nóminas de apertura de mercados; b) los programas especiales de cooperación; c) las normas vinculadas a la preservación de las preferencias, la eliminación de las restricciones no arancelarias y la aplicación de salvaguardias en casos justificados; y d) los programas y acciones de cooperación en las áreas de pre-inversión, financiamiento y tecnología, destinados a facilitar el aprovechamiento de las desgravaciones en favor de los PMDER, especialmente a los mediterráneos, así como los mecanismos tendientes a compensar las situaciones desventajosas de estos países.

5. Integración Social y Productiva:

La integración social y productiva en la Asociación ha sido abordada en tres actividades principales: 1) la participación social en el proceso de integración, 2) las actividades en materia de seguridad alimentaria en conjunto con la FAO y 3) la promoción de acuerdos que faciliten la circulación de personas entre los países de la ALADI.

El TM80 en su artículo 42 prevé el establecimiento de órganos auxiliares de carácter consultivo, integrados por representantes de los diversos sectores de la actividad económica de cada uno de los países miembros. En tal sentido, hacia fines de la década del 80, la ALADI creó el Consejo Asesor Empresarial (CASE) y el Consejo Asesor Laboral (CAL).

Asimismo, la Resolución 73 (XV) del Consejo de Ministros de la ALADI prevé entre sus directrices, profundizar la participación del sector empresarial y laboral en el proceso de integración. Adicionalmente, la Resolución 80 (XV) del Consejo de Ministros encomienda al Comité de Representantes evaluar e identificar, en consulta con los sectores empresarial y laboral de los países miembros, acciones adicionales para profundizar su participación en el ámbito del CASE y del CAL, respectivamente; así como aquellas que podrían adoptarse en el ámbito de la Asociación para la participación de las organizaciones y movimientos sociales en el proceso de integración regional.

V.- Estudio técnico: bases para un acuerdo económico comercial integral latinoamericano (AECIL)

Es una iniciativa conjunta de ALADI, CEPAL, SIECA y el BID – INTAL, surgida a raíz de la nueva coyuntura internacional, que con un norte que aparece más proteccionista que en el pasado, y con una persistente desaceleración de las principales economías mundiales, nos obliga a mirar nuevamente hacia nuestra región, a fortalecer nuestro comercio intrazona y a disminuir nuestros niveles de dependencia.

En la actualidad, entre los países miembros de la ALADI, el 82% de los ítems se encuentran libres de aranceles, y la mayor parte de las relaciones bilaterales cuentan con algún tipo de acuerdo preferencial que les da cobertura jurídica, si bien restan algunas relaciones no cubiertas sumamente importantes, tales como la de Brasil y México.

Ese porcentaje del 82% no debiera hacernos perder de vista que se trata de un comercio sumamente bilateralizado, un “spaghetti bowl” intrarregional que nos recuerda más que nunca el mandato del TM80 de lograr la convergencia de los acuerdos bajo su marco.

Dicho mandato guarda una íntima relación con la cuestión de los encadenamientos productivos o cadenas de valor, los cuales únicamente serán posibles si los regímenes de origen de los acuerdos así lo permiten. Vale decir, si las preferencias se plurilateralizan, para lograr que los insumos se acumulen libremente y así facilitar estos encadenamientos.

La iniciativa se funda igualmente en una nueva coyuntura regional, en donde muchos de nuestros países han avanzado en acuerdos comerciales de última generación, tanto entre sí como con países extra zona, siendo algunos de esos acuerdos ejercicios plurilaterales de los que la Alianza del Pacífico y el MERCOSUR son ejemplo. Algunos de estos acuerdos incorporan, asimismo, disciplinas que en el pasado la región no negociaba. Alcanza con mirar el acuerdo Brasil – Perú, en materia de compras públicas, servicios e inversiones, para darse cuenta del cambio de rumbo que se está produciendo.

A tales efectos, la Secretaría General en el marco de actividades del AECIL, celebró el pasado 21 de abril de 2017 el “Conversatorio Responder Proponiendo: Bases para un Acuerdo Económico Comercial Integral Latinoamericano”, que contó con la participación de autoridades y expertos de diversos países de la región, así como con la presencia de representantes de los organismos participantes de la iniciativa.

Asimismo, la Secretaría General ha elaborado una Hoja de Ruta con la CEPAL, SIECA y BID- INTAL, para planificar la ejecución de los trabajos, habiendo igualmente iniciado una fase de diálogo con expertos en las distintas disciplinas que contendría la propuesta de bases del AECIL, en un ejercicio participativo.

Entre los componentes de la propuesta se encuentran: 1) la elaboración de un “Estudio de impacto económico”, que brinde los fundamentos económicos de la misma, 2) un análisis de los textos de los Acuerdos por disciplina (intrarregionales y países de América Latina con UE), 3) la definición de actividades de cooperación y 4) la elaboración de textos modelo por disciplina.

El leitmotiv del AECIL es presentar un insumo de carácter regional para la toma de decisiones en materia de profundización de la integración regional, que no pretende confrontar sino sumarse como una herramienta más a los actuales diálogos de carácter subregional que se están generando en la región.

Vi.- Conclusiones y reflexiones finales

La agenda actual de la ALADI da cuenta de la existencia de temas que de hecho ya conforman una agenda positiva de integración que trasciende las dinámicas subregionales, en materias tales como facilitación y promoción del comercio, superación de los obstáculos injustificados al comercio, entre otras.

Esa agenda, que también hemos calificado en el pasado como una agenda “de lo posible”, no debe hacernos perder de vista las nuevas coyunturas internacional y regional, en donde aparece la vía más despejada para intentar nuevamente cumplir con el desafío de lograr la convergencia de acuerdos y la plurilateralización de las preferencias en ellos contenida, generando las condiciones que los agentes económicos necesitan, tales como la posibilidad de lograr una acumulación de origen ampliada, para potenciar las corrientes comerciales intrazona y a la formación de cadenas de valor.

Teniendo en cuenta que la mayor parte de los acuerdos bilaterales o plurilaterales de la región han sido desarrollados bajo la ALADI, como es el caso del MERCOSUR en su costado comercial, vía el ACE 18, o han servido de base para el desarrollo de esquemas como el de la Alianza del Pacífico, sería natural que un escenario de convergencia se desarrolle al amparo del TM80.

De hecho, si se mira la hoja de ruta aprobada en la reunión de Convergencia Alianza del Pacífico MERCOSUR del pasado 7 de abril, uno encuentra que todos, o casi todos los temas en ella mencionados forman parte de la agenda de la ALADI.

Para citar un ejemplo, si bien hay más, en lo que refiere a la certificación de origen digital, de manera reciente se acordó en el marco de la Alianza del Pacífico certificar el origen utilizando dicha modalidad de certificación.

Resulta que los estándares y formatos a utilizarse en esta certificación forman parte de los desarrollos efectuados bajo el Sistema de Certificación de Origen Digital de la ALADI (SCOD), y todos los países de la Alianza del Pacífico vienen trabajando junto al resto de países de ALADI en dicho ámbito para lograr la fase de operativa plena dentro del mismo, que implica certificar origen validando las firmas contra el reservorio seguro manejado por la Secretaría General, lo cual hace suponer que a futuro los trabajos desarrollados en esta materia en el marco de los distintos procesos de integración subregional desembocarán, como ya lo vienen haciendo, en el marco de la Asociación.

Para finalizar, debemos efectuar una reflexión de carácter teleológico sobre el proceso de integración regional, considerando además que el mismo tiene entre sus principios y mandatos fundamentales el de lograr la convergencia de acuerdos en la región: No debemos converger para duplicar y seguir creando foros, debemos construir sobre lo avanzado, aprovechando las plataformas existentes.

Bibliografía

  • ALADISecretaríaGeneral(2014).TratadodeMontevideo 1980.
  • Embajador QU SHENGWU – Embajador LUISELLI FERNANDEZ Cassio – Embajador ALMAGRO Luis. (2011). Debate sobre el Rol de China en la Región.
  • ALADI Secretaría General (2013). Evolución Del Comercio Negociado 1993-2012 y Aprovechamiento de las Preferencias Arancelarias en 2012 - ALADI/SEC/ Estudio 203.
  • ALADI Secretaría General (2014). La Calidad Del Comercio Regional: Exportaciones Intra Y Extrarregionales (2014) – ALADI/SEC/Estudio 209.
  • ALADI Secretaría General (2014). Memorias del Seminario “La Modernización de la Gestión Aduanera para la Facilitación del Comercio”.
  • ALADI (2014). Agenda de la ALADI 2014-2017.
  • ALADI Secretaría General (2014). Memorias de la Conferencia “Biodiversidad y Comercio: Perspectiva para la Región”.
  • ALADI Secretaría General (2017): Memorias del Conversatorio “Responder Proponiendo. Bases Para un Acuerdo Económico Comercial Integral Latinoamericano”.
  • ALADI Secretaría General (2015). Las Reglas De Origen – ALADI/SEC/Estudio 211.
  • ALADI Secretaría General (2017). Evolución Del Comercio Negociado 1993-2015 – ALADISEC/Estudio 221.
  • ALADI Secretaría General (2017). Comercio Exterior Global ALADI: Enero – Diciembre 2016 – ALADI/SEC/ di 2684.3.
  • ALADI Secretaría General (2017). Evolución del Comercio Internacional de Servicios en los Países miembros de la ALADI 1995-2015.
  • LEON-MANRÍQUEZ, José Luis (2015). Crisis Global, Respuestas Nacionales: La Gran Recesión en América Latina y Asia Pacífico.
  • LLONA, César Augusto (2013) Ronda de Bali, América Latina y la Facilitación del Comercio. Puentes Volumen 14 Número 8.
  • ALADI Secretaría General (2012). Memorias de las Intervenciones realizadas en la Presentación del Proyecto ALADI/CAF/CEPAL: “Observatorio Relaciones América Latina – Asia Pacífico.
  • OportunidadesyRetosdelosRequisitosMedioambientales para el Comercio Internacional en América Latina: Estudio de casos: Bolivia, Ecuador y Paraguay
  • Oportunidades y Retos de los Requisitos Medioambientales para el Comercio Internacional en América Latina: Estudio de casos: Perú y Uruguay.

1 El documento se encuentra publicado en el sitio web de la OMC bajo la sigla (L/5342).

2 La “Estructura orgánica y funcional de la Secretaría General” fue aprobada mediante la ALADI/CR/Resolución 366, con fecha 9 de junio de 2010.

3 ALADI/C.EC/I/Resolución 18: “Artículo 20.- Durante la discusión de un asunto, cualquier Delegación podrá plantear cuestiones de orden, y en tal caso el Presidente decidirá inmediatamente si la cuestión planteada es o no procedente. Si se apelare esta decisión, el Presidente someterá inmediatamente el caso a la Conferencia que lo resolverá por el voto de la mayoría de los países miembros.”

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo
Calle 28 No. 13A - 15 PBX: (+571) 6067676
Fax: (+571) 6067522
consultasoali@mincit.gov.co
www.mincit.gov.co

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree