Importación de Mercancías Remanufacturadas, Acuerdo de Promoción Comercial entre la República de Colombia y los Estados Unidos de América

31 Octubre 2017
Autor :  

Título:

Importación de Mercancías Remanufacturadas, Acuerdo de Promoción Comercial entre la República de Colombia y los Estados Unidos de América.

Fecha:

Septiembre 7 de 2016

Problema Jurídico:

Para la importación de mercancías remanufacturadas se debe obtener registro de importación, previo el cumplimiento del requisito, permiso o autorización?,
si se requiere éste, ¿qué otro requisito deben cumplir?; ¿Cuál es el acto administrativo que establece la prohibición o restricción de importar mercancías remanufacturadas, al amparo del Acuerdo de Promoción Comercial con Estados Unidos, clasificadas en los capítulos 84, 85, 87 ó 90, o la partida 94.02, salvo las mercancías clasificadas en las partidas 84.18 u 85.16 del Sistema Armonizado?; ¿La mercancía remanufacturada que divide su proceso de ensamblaje entre el territorio de Estados Unidos y Zona Franca Colombiana, puede reclamar trato arancelario preferencial bajo el Acuerdo, al introducirse de Zona Franca al resto del territorio nacional, requeriría registro de importación?

Regla:

Acuerdo de Promoción Comercial entre la República de Colombia y los Estados Unidos de América



Las inquietudes planteadas se resuelven en dos partes: i) si las mercancías remanufacturadas requieren para su importación, previo el cumplimiento de requisitos, permisos y autorizaciones, de registro o licencia de importación, y ii) si la mercancía que culmina su proceso de remanufacturación en zona franca colombiana y posterior introducción de la zona franca al resto del territorio nacional, ¿requerirían registro de importación?

i) Si las mercancías remanufacturadas requieren para su importación, previo el cumplimiento de requisitos, permisos y autorizaciones de registro o licencia de importación.

    • En el Acuerdo de Promoción Comercial (APC) con los Estados Unidos de América y Colombia acordaron el Anexo 2.2, de conformidad con el cual los artículos 2.2 “Principio de Trato Nacional” y 2.8 “Restricciones a la importación y exportación” del APC no aplicarán, entre otros, a “(c) los controles sobre la importación de mercancías usadas, imperfectas, saldos, sobrantes, desperdicios, desechos y residuos de conformidad con la Resolución 001 del 2 de enero de 1995” (hoy Decreto 925 de 2013). Sin embargo, la Nota 2 al pie de dicho literal establece que los referidos controles no aplican a mercancías remanufacturadas. El Artículo 4.23 del Capítulo Cuarto “Reglas de Origen y Procedimientos de origen” del APC, define mercancías remanufacturadas en los siguientes términos: “(...) significa mercancías industriales, ensambladas en el territorio de una Parte, clasificadas en el Sistema Armonizado en los capítulos 84, 85, 87 o 90 o la partida 94.02, salvo las mercancías clasificadas en las partidas 84.18 u 85.16 del Sistema Armonizado, que:

a) están compuestas completa o parcialmente de mercancías recuperadas; y

b) tengan una expectativa de vida similar y gocen de una garantía de fábrica similar a la de una mercancía nueva; (...)”.

b) tengan una expectativa de vida similar y gocen de una garantía de fábrica similar a la de una mercancía nueva; (...)”.

A su vez, en el mismo artículo 4.23 se definen “mercancías recuperadas” como: “...mercancías recuperadas significa materiales en forma de partes individuales resultantes de:

a) desensamblaje de mercancías usadas en partes individuales; y

b) la limpieza, inspección, verificación u otros procesos según sean necesarios para regresar el material a su condición de funcionamiento normal;”

  • Los referidos artículos 2.2 y 2.8 tampoco se aplican a “(d) los controles sobre la importación de vehículos automotores, incluyendo vehículos usados y vehículos nuevos cuya importación se realice después de los dos años siguientes a la fecha de su fabricación de conformidad con la Resolución 001 del 2 de enero de 1995” (hoy Decreto 925 de 2013).
  • Teniendo en cuenta la referida Nota 2 al pie de página del literal (c) del Anexo 2.2 del APC y que la definición que se acaba de citar incluye dentro de su ámbito a las mercancías clasificadas en el capítulo 87, podría eventualmente interpretarse que a las mercancías remanufacturadas del capítulo 87, les son aplicables los principios de Trato Nacional (artículo 2.2) y la prohibición de establecer restricciones a la importación y exportación (artículo 2.8), lo que significaría que la importación de mercancías remanufacturadas, incluyendo vehículos, no podría estar sujeta a licencia previa.
  • Sin embargo, en opinión de esta oficina, esa interpretación no es correcta, ya que no toma en consideración que las Partes acordaron una norma especial para vehículos al incluir en el citado literal (d) del Anexo 2.2 que Colombia se reserva el derecho de mantener los controles sobre la importación de vehículos automotores en general, de conformidad con lo establecido en la Resolución 001 del 2 de enero de 1995, hoy, Decreto 925 de 2013. En este entendido, y a la luz de la citada resolución, no estaría permitida la importación de vehículos remanufacturados sin licencia previa, lo cual es compatible con el APC, por expresa remisión al literal (d) del Anexo 2.2.
  • En otras palabras, al establecer el APC en un párrafo especial y posterior, el literal d), que Colombia puede mantener los controles sobre la importación de vehículos automotores, hace que, los vehículos remanufacturados, si llegare a existir ese tipo de vehículos, no estarían cobijados por la nota al pie del literal (c). Esto conlleva que la importación de vehículos remanufacturados requiere licencia previa, al estar estos productos sujetos a los controles que Colombia válidamente puede mantener en virtud del literal d) del Anexo 2.2 del APC.
  • Lo anterior se puede confirmar al interpretar las disposiciones del APC de conformidad con el principio del Efecto Útil en materia de interpretación de tratados, artículo 31 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, por el cual se dispone que los tratados deben interpretarse de buena fe conforme al sentido corriente que ha de atribuirse a sus términos en el contexto de éstos y teniendo en cuenta su objeto y fin. En aplicación de este principio, observamos que el literal d) del Anexo 2.2 debe entenderse en el sentido de referirse a la potestad de Colombia de ejercer los controles sobre la importación de los vehículos automotores (sin distinción alguna, salvo en lo que se refiere al año de fabricación), ésto es, que se refiere a todo el universo de vehículos automotores incluidos los vehículos automotores remanufacturados, salvo la expresa excepción que hace dicho literal con respecto a los vehículos fríos.

De acuerdo con lo expuesto, se reitera que la importación de ese tipo de vehículos está sometida al trámite de Licencia Previa.

ii) si la mercancía que culmina su proceso de remanufacturación en zona franca colombiana y posteriormente es importada de la zona franca al resto de l territorio nacional bajo el Acuerdo APC con Estados Unidos, ¿requerirían registro de importación?

En este punto es preciso referirnos a la regla de acumulación, y para entender el alcance del artículo 4.5 Acumulación del APC debemos tener en cuenta su texto completo, es decir, tanto el numeral 1 como el numeral 2, veamos:

“Artículo 4.5: Acumulación

1. Cada Parte dispondrá que las mercancías o materiales originarios de una o más de las Partes, incorporados a una mercancía en el territorio de otra Parte, se considerarán originarios del territorio de esa otra Parte.

2. Cada Parte dispondrá que una mercancía es originaria, cuando la mercancía es producida en el territorio de una o más de las Partes, por uno o más productores, siempre que la mercancía cumpla los requisitos del Artículo 4.1 y los demás requisitos aplicables de este Capítulo.” (subrayado fuera de texto)

De igual manera, al aplicar la primera regla de interpretación contenida en el artículo 31 de la Convención de Viena sobre el derecho de los Tratados, que establece “Un tratado deberá interpretarse de buena fe conforme al sentido corriente que haya de atribuirse a los términos del tratado en el contexto de éstos y teniendo en cuenta su objeto y fin”, es evidente que si en el numeral uno (1) del artículo 4.5 que ilustra el proceso de Acumulación Bilateral, cuando indica que los materiales originarios de una o más Partes incorporados a una mercancía en el territorio de la otra parte se considerarán originarios de esa otra parte, de la misma manera ocurre cuando se trata de la Acumulación por procesos. El bien final obtenido en el territorio de una o más de las Partes, y elaborado por uno o más productores, siempre que la mercancía cumpla con los requisitos del artículo 4.1 y los demás requisitos del Capítulo Cuarto, se considerará originario de esa otra parte.

Esto es, para el caso hipotético planteado de una mercancía remanufacturada cuyo proceso de remanufacturación se inicia en los Estados Unidos y culmina el proceso de remanufactura en una Zona Franca en Colombia, en aplicación al numeral 2 del artículo 4.5 sobre acumulación de procesos, únicamente podrá ser exportado a los Estados Unidos de América, si desea gozar de la preferencia arancelaria que corresponda.

Si lo que se pretende es ingresar al territorio nacional la mercancía remanufacturada en una Zona Franca, deberá cumplir con lo establecido en el Decreto 925 de 2013, es decir, tramitar una licencia previa (según se explicó arriba), y pagar los aranceles no preferenciales que correspondan, debido a que en esa operación no es posible aplicar las disposiciones citadas del APC sobre aranceles preferenciales, por cuanto el intercambio comercial no ocurre entre las partes, Colombia y Estados Unidos.

Conclusión

En el APC las Partes acordaron una norma especial para vehículos al incluir en el citado literal (d) del Anexo 2.2 que Colombia se reserva el derecho de mantener los controles sobre la importación de vehículos automotores en general, de conformidad con lo establecido en la Resolución 001 del 2 de enero de 1995, hoy, Decreto 925 de 2013. En consecuencia, no estaría permitida la importación de vehículos remanufacturados sin licencia previa, lo cual es compatible con el APC, por expresa remisión al literal (d) del Anexo 2.2.

Al establecer el APC en un párrafo especial y posterior, el literal d), que Colombia puede mantener los controles sobre la importación de vehículos automotores, hace que, los vehículos remanufacturados, si llegare a existir ese tipo de vehículos, no estarían cobijados por la nota al pie del literal (c). Es decir, la importación de vehículos remanufacturados requiere licencia previa, al estar estos productos sujetos a los controles que Colombia válidamente puede mantener en virtud del literal d) del Anexo 2.2 del APC.

Respecto del tema de acumulación de procesos, para el caso hipotético de una mercancía remanufactzurada cuyo proceso de remanufacturación se inicia en los Estados Unidos y culmina el proceso de remanufactura en una Zona Franca en Colombia, en aplicación al numeral 2 del artículo 4.5 sobre acumulación de procesos, únicamente podrá ser exportado a los Estados Unidos de América, si desea gozar de la preferencia arancelaria que corresponda.

Si lo que se pretende es ingresar al territorio nacional la mercancía remanufacturada en una Zona Franca, deberá cumplir con lo establecido en el Decreto 925 de 2013, es decir, tramitar una licencia previa, y pagar los aranceles no preferenciales que correspondan, debido a que en esa operación no es posible aplicar las disposiciones citadas del APC sobre aranceles preferenciales, por cuanto el intercambio comercial no ocurre entre las partes, Colombia y Estados Unidos.

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo
Calle 28 No. 13A - 15 PBX: (+571) 6067676
Fax: (+571) 6067522
consultasoali@mincit.gov.co
www.mincit.gov.co

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree